Introducción »» El llanto del pez moribundo


        

El llanto del pez moribundo

novedad

 

Número del producto: 124
PVP sin IVA: 19,23 €
PVP con IVA (4 %):
20,00 €

al carrito:
  unidades  

"El llanto del pez moribundo". Pedro A. Barceló Bauzá.

Alterna una visión real de los personajes combinada al mismo tiempo con una visión imaginaria. Los primeros personajes de esta historia están basados en el que fuera abuelo materno del autor, el abuelo Bau, quien realmente fue pescador y muchas de sus vivencias han quedado reflejadas literalmente, si bien la historia transcurre por un mundo imaginario que jamás vivió. Pedro, su nieto, está basado en este mismo autor  reflejando algunas de sus propias vivencias en los parajes de Punta dés Caló donde se sitúa el retiro del viejo Bau. Al igual que este, Pedro se adentra a su vez en un mundo imaginario haciéndose participe de los acontecimientos que se van sucediendo. A partir de estos personajes anteriores, Gael, que es el nombre real de su nieto, representa un personaje totalmente imaginario que continuará con sus descendientes también imaginarios. Hasta este último personaje los humanos son los protagonistas, pero la unión física de Gael con Epona surgida del mundo profundo como una sirena enviada a la superficie para la reconciliación entre los humanos y los peces, desencadena la aparición de la nueva raza maranoide dando lugar a seres que comparten cualidades humanas y de los peces. Heracles y Hefesto son personajes que solo pueden ser entendidos en base a una mezcla imaginaria de los seres mitológicos con los humanos.


Pero la historia no es gratuita, se adentra en la realidad del mal que el ser humano está infringiendo en la Naturaleza y vista la poca capacidad de los humanos en resolver esta situación que los conduce al fracaso, no está demás imaginar que en un futuro puedan desaparecer ante la evolución de seres nacidos quizás en parte de ellos mismos, pero con una visión más inteligente y alentadora respetuosa con nuestro mundo. Está claro que los peces no lloran ni hablan, pero si lo hicieran, qué duda cabe que se lamentarían de lo que los humanos estamos haciendo con ellos.

OPINIONES Y PREGUNTAS DE LOS VISITANTES

Todavía no ha sido introducida ninguna opinión. Sea el/la primero/a en añadir su opinión o pregunta.

MGY2YW